Si buscas la internacionalización de tu negocio, está claro que tendrás que traducir tus textos. Por ello, te traemos varios tips para traducir contenidos de forma óptima. Estos son aplicables a todos los escritos, tanto los ubicados en tu página web como los que publicas a diario en tu blog o en tus manuales de instrucciones.

Descaga Gratis el ebook Tipos de soluciones multilingües

¿Qué sugerencias aplicar en el momento de la redacción?

En primer lugar, nos centramos en la fase de redacción, para la cual has de seguir una serie de sencillos pasos:

  1. Ten en mente a tu público objetivo y especifica esta información al cliente: no es lo mismo dirigirte a un grupo de adolescentes que a un equipo de ingenieros. En el primer caso, primará la jerga propia de la adolescencia, mientras que en el segundo nos decantaremos por un lenguaje más técnico.
  2. Redacta de forma concreta, sencilla y clara. No caigas en el uso de ambigüedades ni en términos abstractos en exceso. Si optas por usar siglas o acrónimos, aclárale el significado al traductor.
  3. Ten en cuenta las connotaciones culturales y el humor. Como sabes, un mensaje o un chiste pueden ser apropiado en una cultura, mientras que, en otro lugar, no les encuentren la gracia, a no ser que pongas una nota a pie de página.
  4. Sé coherente con los vocablos que empleas: si utilizas siempre el mismo término, no lo varíes, ya que puedes llegar a confundir tanto a tu cliente como al traductor.
  5. Repasa lo que has redactado: puede ser que por prisa se te haya escapado alguna errata o fallo. Por ello, no dudes en revisar el texto, algo muy positivo tanto para el traductor como para el lector.

¿Cómo abordar la etapa de traducción?

En segundo lugar, abordamos la fase de traducción, en la cual has de detenerte en los siguientes aspectos:

  1. Brinda información esencial al traductor: este hará un trabajo brillante si especificas el público al que va dirigido, el objetivo del texto e incluso si le facilitas una guía de estilo.
  2. Contesta a las preguntas del traductor: un punto importante es que no dejes de responder a las dudas que le puedan surgir al traductor. De esta manera, te aseguras una traducción impecable.
  3. Confía en tu traductor: puedes caer en la tentación de fiarte más del traductor de Google que de tu proveedor. Un ser humano puede equivocarse, pero las traducciones automáticas pueden ser desnaturalizadas y ofrecerte una solución diferente. Habla de ello con tu traductor y te lo podrá aclarar.
  4. Da feedbackal traductor, tanto si es en clave positiva como negativa. Te lo agradecerá, ya que podrá adecuarse todavía más a tus necesidades.

En definitiva, si trabajas bien la redacción y estrechamente con el traductor, tus textos serán impecables para el público de otras lenguas. Estos tips para traducir contenidos son fundamentales si quieres llegar a tu target allí donde esté ubicado. Es la clave de la internacionalización de tu empresa: traducciones claras, adaptadas a la cultura y al público objetivo. También presta atención a las traducciones juradas oficiales.

soluciones-multidioma

By Linguaserve | August 2nd, 2019 | ecommerce, branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales