La era digital en la que nos encontramos y el avance progresivo e imparable de las nuevas tecnologías han posicionado al comercio electrónico a la cabeza de las preferencias de compra. Y es que, los comportamientos de los usuarios han cambiado y cada vez son más los que se lanzan a la red para cubrir sus necesidades.

Por ello, extrapolar las ventas de un Ecommerce a otros países se ha convertido en el reto de muchas tiendas online que pretenden abarcar nuevos mercados. Eso sí, para lograrlo lo primero de todo es  alcanzar una comunicación global a través de la traducción de sus contenidos.

Es más, lo suyo es obtener distintas versiones multilingües según los idiomas de los países de destino que contengan las siguientes traducciones: información corporativa, catálogo, proceso de compra, textos legales, banners y el contenido multimedia.

Checklist ecommerce

5 consecuencias de una mala traducción

 

En cambio, caer en malas praxis de traducción puede conllevar distintos riesgos para tu Ecommerce:

1. Pérdida de calidad

Utilizar un traductor automático sin contratar Postedición Humana supone una pérdida tanto de la calidad como de la riqueza en el lenguaje. Y es que, esta revisión profesional se adapta el contenido traducido a las tendencias y a la terminología de cada país.

2. Pérdida de estatus

Encontrarse la página web de un Ecommerce con traducciones incompletas o con algunas secciones traducidas a medias supone una muy mala imagen para tu tienda online. De hecho, no solo trae como consecuencia una caída del estatus, sino también una pérdida de credibilidad dentro de la industria a la que pertenezcas.

3. Repercusión negativa en el SEO

Si no realizas un análisis exhaustivo de palabras clave por cada mercado que se pretenda abarcar y traduces las keywords literalmente, solo conseguirás perjudicar al posicionamiento de tu negocio online.

4. Atención al cliente descuidada

Bien es cierto que la página web de tu Ecommerce es su principal carta de presentación, pero centrarse solo en alcanzar un site multilingüe también puede dejarlo “cojo”. Procura no descuidar la atención al cliente y ofrece servicios en varios idiomas, traduce la automatización de correos electrónicos y también las newsletters publicitarias.

5. Falta de coherencia en el estilo y el diseño

Cuando se realiza la traducción de una web es necesario revisar el estilo y el diseño web de la misma… Ten en cuenta que no tiene por qué quedar igual cuando lo pasas de un idioma a otro y es posible que también requiera modificaciones.

 

Ejemplo real de malas praxis en traducción

 

En este sentido, cabe de estacar un caso concreto, como es el de la web de Turismo de Santander, que hace unos meses estuvo en boca de todos a cuenta de una serie de errores graves en la traducción de sus contenidos en el arranque de Fitur, la feria de Turismo más importante de España.

Concretamente, el Ayuntamiento de Santander presentó su site de Turismo en siete idiomas distintos, pero el traductor automático le jugó una mala pasada: mientras que el Centro Botín (cuyo nombre hace referencia al expresidente del Banco Santander) aparecía traducido, literalmente, como el “Centro del Saqueo”, el Casco antiguo se traducía como `Historic Helmet´, haciendo una alusión literal a un caso de cabeza.

Como consecuencia, la Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes se vio obligada a difundir un comunicado para denunciar el hecho y alentar al Ayuntamiento a la contratación de soluciones profesionales de traducción.

Si no quieres que te ocurra lo mismo, siempre puedes recurrir a las  metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) que ofrecen las empresas especializadas. ¿A qué esperas para traducir la página web de tu negocio online sin tener que preocuparte por su resultado final?

Checklist ecommerce

By Linguaserve | August 24th, 2018 | ecommerce | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales