Uno de los aspectos más importantes a la hora de internacionalizar un negocio es la traducción de su página web. En la actualidad contar con un sitio en Internet atractivo y actualizado es clave para cualquier empresa. Muy pocos consumidores realizan una compra sin realizar una investigación previa en la Red. Por eso, te vamos a mostrar los secretos de la traducción de tu página web. Los consejos también se pueden aplicar a tu proyecto de ecommerce.

¿Cuáles son los secretos de la traducción de una página web?

Contar con una web traducida te permitirá hacerte visible en el mercado internacional, lo que aumentará las posibilidades de negocio. Piensa que cualquier posible cliente valorará en gran manera poder leer la información en su lengua materna. Presta atención a los puntos que te mostramos a continuación para conseguir los mejores resultados con la traducción de tu página.

Descarga Gratis Guía de Internacionalización de ecommerce

¿A qué idiomas debes traducir la página web?

Es cierto que traducir la página al inglés es siempre una buena opción, pero no la única. Hay que tener en cuenta a qué mercados quieres llevar tu web. Por ejemplo, si quieres extender tu negocio a Alemania sería más adecuado que tuvieses una versión de tu página en este idioma. De hecho, si de momento solo tienes presupuesto para una traducción apuesta antes por el alemán que por el inglés.

Por supuesto, una vez que tienes tu web en alemán, puedes traducirla al inglés y a otros idiomas que resulten interesantes para tu negocio.

¿Cómo aplicar la localización en traducción?

Es posible que pienses que a la hora de traducir tu web será suficiente con pasar su contenido de tu idioma al de destino. Sin embargo, este trabajo implica algo más. Nos referimos a que también resulta fundamental la localización.

Este término se refiere a que el texto además de traducirlo hay que adaptarlo a la cultura y costumbres del país de destino. No es lo mismo el portugués que se habla en Portugal y en Brasil o en el francés que se habla en Francia y en Bélgica.

¿Qué páginas te interesa traducir?

Todas las webs están compuestas por diferentes páginas. Es posible que no te interese traducir todas, al menos en un principio. Puede ser una buena opción seleccionar solo algunas páginas en ciertos casos. Por ejemplo, si no cuentas con un gran presupuesto o si no tienes tiempo y quieres lanzar la web cuanto antes.

¿Cómo vas a interactuar con los usuarios de tu web?

Debes conocer a tus clientes potenciales. Solo de esta forma podrás descubrir qué contenido de tu web le interesa descubrir y qué particularidades debe tener el texto. Además, tendrás que tener claro qué quieres que haga el usuario en tu página. Puede ser realizar una compra, pedir un presupuesto, rellenar un formulario de contacto…

¿Has pensado en las imágenes?

Es cierto que una imagen no necesita traducción y no lo es menos que son capaces de transmitir mucho más que un buen número de palabras. Pero también necesitan algo de traducción. Debes traducir todas sus etiquetas y también su pie de página, para que el lector pueda entender por qué las has utilizado.

Además, no olvides que las imágenes que utilices no deben resultar ofensivas para el país que las recibe.

Sin duda, la traducción de la página web de tu empresa será clave para que esta pueda internacionalizar sus servicios.

 

guía internacionalización de ecommerce

By Linguaserve | May 3rd, 2019 | ecommerce, soluciones | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales