Muchas veces pensamos que los errores de traducción son pequeños fallos sin demasiada repercusión para las marcas o para los negocios, pero lo cierto es que pueden resultar devastadores. Al fin y al cabo, el lenguaje es lo que nos permite comunicarnos con los demás y, por ende, lo que nos permite firmar los mejores contratos.

Descarga Gratis ebook  Soluciones Multilingües para empresas

Los peligros de los errores de traducción

El lenguaje define cómo entendemos y cómo interpretamos el mundo. Por tanto, es fundamental que lo manejemos adecuadamente. Piensa que muchas marcas tienen una vocación internacional y, si el mensaje está mal traducido, las consecuencias pueden ser nefastas. Presta atención a los ejemplos que te mostramos.

KFC

La famosa cadena de comida rápida presentó un nuevo producto en China, pero la traducción estaba mal realizada y en lugar de “para chuparse los dedos” el sentido de la expresión fue el de “cómete tus dedos”. Esto produjo un rechazo natural hacia la marca y sus ventas y su volumen de facturación se vio profundamente afectado.

Pepsi

Este descalabro tuvo un elemento humorístico muy señalado. La empresa americana quiso utilizar un lema que rezaba “vuelve a vivir con Pepsi”, pero los traductores, muy poco familiarizados con el lenguaje publicitario de las grandes marcas, lo transcribieron como “Pepsi trae a la vida a tus familiares muertos”. Una locura que, evidentemente, provocó un descalabro en las ventas de la marca de bebidas.

Banco HSBC

Nuevamente, un lema mal traducido condujo a la marca a pérdidas millonarias. En este caso, su lema “no asuma nada” se tradujo en algunos países por “no haga nada”. Un eslogan publicitario absolutamente extravagante que produjo pérdidas millonarias para el gigante bancario que se vio obligado a rediseñar rápidamente su estrategia promocional.

La necesidad de la transcreación

¿Cuál ha sido el problema en estos casos? Sin duda, la transcreación. En el spot de KFC no se supo traducir adecuadamente una expresión muy común en occidente que no tiene tanto uso en oriente. Y, en el caso de Pepsi, sencillamente se desconocían las reglas básicas del marketing que regulan la compra y la venta en Estados Unidos. ¿Por qué sucedió esto? Pues, probablemente, por contratar a agencias de traducción inexpertas.

La transcreación hace entender lo que dice el texto, no tanto traduciéndolo de una manera literal. En otras palabras, busca captar su sentido y traspasarlo de manera idéntica a otro idioma o a otra lengua. Y esto solo lo pueden hacer los traductores que tengan conocimientos reales de ambas lenguas.

Y, como has podido ver, no tener en cuenta este tipo de errores puede ser tremendamente perjudicial. En este sentido, invertir en traducción implica invertir en estabilidad, en seguridad, en un trabajo bien hecho, ya que es lo único que puede garantizar que no se produzcan errores o futuras pérdidas.

En definitiva, los errores de traducción pueden ser muy dañinos para cualquier marca. Por eso, resulta decisivo contar con un equipo de profesionales para blindar las traducciones y asegurarte de que estas sean exactas y de que no vayan a salirte caras. Como sabes, unas palabras mal entendidas pueden arruinar cualquier negocio.

Soluciones-branding

By Linguaserve | July 1st, 2019 | ecommerce, branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales