Los idiomas pueden convertirse en una barrera a la hora de pasar contenidos de una lengua a otra.  Por ello, los servicios de traducción o interpretación juegan un importante papel en la actualidad. Eso sí, siempre y cuando no se utilice un traductor automático sin contratar la Postedición Humana, lo que supondría una pérdida tanto de la calidad como de la riqueza en el lenguaje…

Estas malas praxis en materia de traducción han estado latentes en el transcurso de los siglos, ya sea en el panorama político, económico, social, artístico e incluso bíblico. Y es que,  no recurrir a las herramientas de traducción adecuadas puede causar auténticos conflictos y malentendidos. ¿Quieres saber a qué nos referimos para que no te ocurra lo mismo?

 cta checklist branding

 

5 malas traducciones memorables

 

En este contexto, te contamos los errores de traducción que han hecho historia y que hasta el día de hoy perduran como cómicas anécdotas debido a las confusiones que acarrearon:

1. La bomba atómica

Las potencias aliadas durante la II Guerra Mundial negociaron los términos de la rendición de Japón e la declaración de Postdam en la que amenazaron con una “total destrucción inminente”.  A esto, Kantaro Suzuki, el primer ministro japonés contestó con una palabra que, o bien podía significar “sin comentarios” o bien “lo ignoramos y lo despreciamos”. En cualquier caso, finalmente la ofensiva acabó con el lanzamiento de las bombas atómicas en Hiroshima y Nagasaki.

2. Nikita Krushchev

El líder soviético durante la Guerra Fría tuvo un desagradable incidente de traducción. Los asistentes a un banquete en la embajada polaca de Moscú recibieron una amenaza directa cuando el líder comunista pronunció la siguiente frase por error: “Os guste o no, la historia está de nuestro lado. ¡Os enterraremos!” Lo que realmente quiso decir era “Los venceremos”… Sin duda, una desafortunada confusión que sirvió para enfriar más las relaciones diplomáticas del conflicto.

3. Moisés de Miguel Ángel

Si has ido a Roma seguro que has visto los cuernos del Moisés de Miguel Ángel, lo que no quiere decir que el artista tuviera un ataque de creatividad si no que se representaba así a esta figura bíblica como causa de una confusión.

Concretamente, la expresión hebrea de la Biblia “keren or” relativa al estado resplandeciente de Moisés se tradujo como “cuernos”. Y así es exactamente como quedó plasmado en la historia y en el arte.

4. El error de Jimmy Carter

Este presidente estadounidense fue víctima de una traducción un tanto vergonzosa… Ocurrió en el año 1977, cuando Carter viajó a Polonia y el intérprete que le proporcionó el Departamento de Estado no dejó de meter la pata en su discurso. Mientras el presidente quería reflejar su entusiasmo por conocer las opiniones y deseos de futuro de los polacos, el traductor tradujo que Carter sentía deseos sexuales por los habitantes de Polonia. ¡Un bochorno!

5. Negligencia médica por un error de traducción

La comunidad médica también ha sufrido la barrera del idioma en sus consultas y hospitales. Uno de los errores más gordos y mediáticos fue en Florida en el año 1978 cuando Willy Ramírez ingresó en estado grave en urgencias.

Sus acompañantes utilizaron la palabra anglosajona “intoxicated” para explicar que seguramente sufría una intoxicación alimentaria, pero el personal médico entendió que padecía una sobredosis de alcohol y drogas. El error de tratamiento dejó tetrapléjico al paciente y supuso una indemnización de 71 millones de dólares a pagar por el hospital.

Ahora que ya conoces los errores de traducción más sonados a lo largo de los años, seguro que no quieres formar parte de ellos… Por eso, si todavía no sabes por dónde empezar a traducir tus contenidos, no dudes en recurrir a las metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) que más se adaptan a tu caso concreto.

cta checklist branding

By Linguaserve | February 4th, 2019 | branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales