La era de Internet y los avances tecnológicos de los últimos años han transformado la manera de comprar y vender hasta la evolución de lo que hoy en día se conoce como comercio electrónico o ecommerce. Los comportamientos de los usuarios también han cambiado y el consumidor 2.0 se ha asentado en la red para adquirir los productos y servicios que necesita desde cualquier lugar en el momento del día que prefiera.

Según los últimos datos recogidos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CMC), los ecommerces superaron los 6.700 millones de euros de facturación a comienzos del año pasado. Sin embargo, de esos ingresos, el 55,4% pertenece a las transacciones de los ecommerces españoles, mientras que el resto sería de las compras realizadas desde nuestro país, pero en páginas webs del exterior.

En este contexto, se hace más que latente la importancia de internacionalizar un negocio online. Además, el hecho de poder vender en el extranjero desde la misma plataforma online –una de las principales ventajas frente al comercio tradicional- favorece que estas empresas se planteen el proceso de expansión.

Eso sí,  a pesar de que la digitalización también facilita la internacionalización en cuanto a coste, tiempo y efectividad, no hay que descuidar las estrategias de expansión si lo que quieres es mejorar la rentabilidad del negocio y posicionarte como un referente entre la competencia…

Pasos para internacionalizar un negocio online

 Y es que, para garantizar buenos resultados es necesario adaptar la logística a las tendencias de cada país, así como al sector al que pertenezca la tienda electrónica. Por otra parte, la traducción de los contenidos al idioma local, la moneda y los sistemas de pago se posicionan como las claves fundamentales del proceso.

No obstante, hay una serie de pasos que debes tener en cuenta a la hora de internacionalizar tu ecommerce en líneas generales:

  1. Analizar los mercados extranjeros

El primer paso antes de lanzarse de lleno a un mercado extranjero será realizar un estudio de mercado con el objetivo de establecer los retos y las necesidades del sector en el país de destino. Para ello, habrá que analizar desde la madurez y el potencial del campo trabajado hasta la competencia. De esta forma, evitarás los riesgos innecesarios.

  1. Traducir la plataforma y los contenidos, ¿internacionalización o localización?

Mientras que por internacionalizar entendemos el proceso de adaptación de un software o sistema a los diferentes idiomas sin cambiar el código, la localización se refiere a la adecuación de esa aplicación a las necesidades lingüísticas o culturales del mercado elegido  a partir de la traducción.

En este sentido, con el objetivo de obtener soluciones multilingües y llegar a nuevas fronteras, te recomendamos contratar metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) para lograr una comunicación global de calidad.

  1. Adaptar el catálogo

Las tendencias de consumo varían dependiendo del país, por lo que habrá que adaptar la oferta a los gustos y comportamientos de compra que tengan los usuarios.

catalogo-ecommerce-internacional.jpg

  1. Definir el dominio

En materia de Marketing y SEO es importante determinar si el domino del sitio web será el mismo para todos los países o si tendrá uno local en cada uno de los mercados que se abarquen.

  1. SEO internacional

Para mejorar el branding y el tráfico de tu ecommerce, y por ende incrementar las ventas, el SEO debe hablar varios idiomas. Esto quiere decir que, para aparecer en los resultados orgánicos de los motores de búsqueda, hay que trabajar las keywords de los productos y servicios que ofreces en todas las lenguas que correspondan a la localización geográfica de la expansión del ecommerce.

  1. Moneda y tarifas

En el caso de que alguno de los mercados elegidos para la internacionalización de la tienda online cuente con una moneda diferente, hay que cambiar el site para que ofrezca los precios y las ofertas de productos y servicios adaptados al tipo de cambio de cada país.

  1. Medios de pago

Las tendencias también juegan un papel importante en las acciones de los consumidores en el momento de pagar. Mientras que en unos países hay una costumbre más arraigada de pagar con tarjeta, en otros es más común finalizar el proceso de compra a través de pago por móvil o Paypal, por lo que la oferta debe ser variada.

  1. Tener en cuenta los impuestos

Por otra parte, hay que tener presentes las limitaciones de las aduanas si no quieres que la rentabilidad de tu tienda electrónica se vea afectada… Los impuestos que competen a tus ventas podrían elevar los precios finales de los productos o servicios.

  1. Mejorar la logística

Para garantizar un servicio de calidad a un precio competitivo es clave elegir la logística adecuada (almacenes, puntos de recogida, entrega a domicilio) que se compenetre con un control exhaustivo del stock. Así, mediante el cumplimiento de una política de entrega determinada mejorarás la experiencia del cliente gracias a la rapidez y la comodidad del servicio.

  1. Atención al cliente de calidad

Finalmente, es un valor añadido contar con un servicio de atención al cliente en el idioma de los países en los que opera tu comercio online, para lo que vuelve a ser necesario contar con soluciones multilingües y de interoperabilidad.

 

Ahora que ya tienes claras las claves para internacionalizar un ecommerce, ¿a qué esperas para expandir tu negocio y seguir abriendo puertas a tus consumidores?

descarga plantilla facturación

By Linguaserve | January 30th, 2018 | ecommerce | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales