Traducción automática para las webs: ventajas y desventajas

La traducción automática web es un signo más de un mundo globalizado. El inglés comenzó por ser la lengua oficial de Internet. Sin embargo, este panorama lingüístico ha cambiado debido a la entrada en la red de redes de países de diferentes culturas que, en un primer momento, no tenían acceso a ella.

En este contexto globalizado y multilingüe, nos planteamos los pros y los contras de la traducción automática en el seno de la red. ¿Quieres conocerlos?

 

Ventajas de la traducción automática para sitios web

Quizá te estés planteando emplear la traducción automática para tu contenido online. Bien, te exponemos los pros que acarrea:

 

Explora y prueba nuevos mercados

Si nos atenemos a la velocidad y el carácter rentable que proporciona la traducción automática, puedes comprobar que esta es una solución rápida para tu negocio y tus usuarios.

 

Económico: se adapta a tu presupuesto

En este momento quizá te estés preguntando si un traductor de páginas web es gratuito. Por nada (hay aplicaciones gratuitas) o una escasa inversión (comparada con la que es necesaria para los traductores humanos) dispones de aplicaciones que te brindan la opción de traducir tu WordPress o tu PrestaShop.

En este sentido, la traducción es rentable. No solo para material de marketing, sino también para contenido más profundo como información sobre productos.

 

Consulta Gratis Soluciones de traducción de Linguaserve

 

¿Cuáles son las desventajas de la traducción automática para entornos web?

Sentimos decirte que las desventajas de este tipo de traducción son numerosas; por lo que conviene que conjugues la traducción automática con la revisión de profesionales especializados.

 

Traducción basada en un algoritmo

Las páginas traducidas por un robot tienen escasa utilidad, ya que se basan en un algoritmo. Es decir, en patrones preestablecidos.

Poniendo un símil, es como si pusieras un contestador automático en tu servicio de atención al cliente. Puede que para comenzar la interacción sea una solución sencilla e incluso óptima, pero pronto esta se complica y necesitarás de la intervención humana.

 

No tiene en cuenta el contexto

Como sabes, en el lenguaje surge la semántica complicada, que un traductor automático no refleja. Basta comentarte que la mayoría de las palabras son polisémicas y que, por tanto, necesitan un contexto para comprenderlas.

 

Una enemiga del SEO

Google entiende y sabe a la perfección que estas traducciones automáticas dejan mucho que desear, a pesar de ofrecer un traductor automático.

En este sentido, de cara al posicionamiento SEO, emplear un traductor de páginas web automático resultará contraproducente para tu web.

Así, Google va a saber que estas webs traducidas por una máquina no van a brindarle la mejor experiencia al usuario. Y, paradójicamente, las penaliza.

Por muchas maravillas que leas o escuches de los traductores automáticos, utilizarlos como norma es contraproducente. Puedes emplearlos para realizar una primera traducción que puedes limar a través de la revisión de profesionales.

 

En definitiva, si quieres explorar y hacer negocios en nuevos mercados y en otros idiomas, te proponemos que, si bien puedes realizar una traducción automática web, te remitas a aplicaciones de traducción especializadas y que complementes estas con la revisión de traductores profesionales. Ellos sabrán cómo dar el toque adecuado a tus textos, pulirlos, contextualizarlos y optimizarlos para SEO.

 

Asesoramiento branding

Suscríbete a la newsletter

Descarga la guia Tipos de Soluciones Multilingue

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales