Traducción, localización o interpretación jurídica: ¿cuál necesitas?

¿Eres un profesional de la abogacía o formas parte de una compañía que maneja habitualmente documentos de índole legal? Si ese es tu caso, es probable que más de una vez necesites comunicarte con otras empresas, profesionales o particulares en otro idioma. Es aquí donde entran los servicios de traducción jurídica.

La traducción jurídica se distingue como un elemento fundamental en múltiples situaciones: puede ser que tu cliente o la parte contraria hablen otra lengua o que tengas que colaborar con empresas o bufetes de otras partes del mundo. La precisión y exactitud de la comunicación oral y escrita es imprescindible para no desvirtuar en modo alguno el sentido y significado de los contenidos.

No son pocos los actos legales y jurídicos necesarios en el día a día de los bufetes y de los negocios ligados a servicios relacionados con este ámbito, y la comunicación oral y escrita es constante en forma de escritos, contratos, testimonios, declaraciones y actas, entre otros.

Solicita aquí una consulta gratuita para tu proyectoAl igual que existen diversos actos jurídicos, son también distintos los servicios lingüísticos que puedas necesitar según la circunstancia. Es importante tener claro cuál es el más idóneo en cada momento y, aún más, confiar en una empresa profesional de traducción que te garantice su disposición y calidad, así como su asesoramiento en caso de duda.

Vamos a explicarte los servicios lingüísticos más importantes en el entorno legal para que los conozcas todos y sepas cuál necesitas en cada momento.

¿Qué servicio lingüístico es el idóneo para cada caso?

Hemos mencionado antes la traducción jurídica, pero no es este el único recurso que debes valorar. ¿Te has planteado la dificultad de traducir un testimonio oral con todos sus matices, incluyendo el tono adecuado y la expresión del testigo para conseguir transmitir todo el sentido? La interpretación jurídica es la solución.

La internacionalización de las empresas da lugar a contratos, litigios, colaboraciones y todo tipo de documentos entre dos o más actores que implican dos o más idiomas. Hay ocasiones en que es difícil comunicarse cuando el entorno cultural de la otra parte es muy diferente en usos y costumbres. En estos casos, deberás optar por la localización jurídica. Vamos a verlo cuándo aplicar cada uno.

Traducción jurídica

La traducción jurídica requiere a profesionales especializados en la traducción de documentos legales relacionados con trámites jurídico-administrativos. Te detallamos algunas de las situaciones más comunes que demandan este servicio:

  • Documentos e informes propios que debes enviar y los que recibas en otros idiomas.
  • Escrituras notariales.
  • Certificaciones registrales.
  • Contratos.
  • Declaraciones.
  • Fe de vida y testamentos.

Cuando el escrito va dirigido a un organismo público oficial, como registros, juzgados o embajadas, necesitas una traducción jurídica jurada; en este caso el traductor será un traductor jurado.

Interpretación jurídica

La palabra es la razón de ser de múltiples actos legales. Y los matices y la capacidad de hacerse entender en otra lengua son claves para conseguir el éxito de la gestión.

La interpretación jurídica te proporciona el nivel de rigor y precisión que necesitas sin excluir el tono y el sentido de las palabras. Muchos son los casos en los que puedes precisar este servicio:

  • Reuniones y eventos con profesionales de otros países.
  • Videoconferencias.
  • Declaraciones y testimonios judiciales.
  • Conversaciones con clientes extranjeros

En ocasiones, al igual que en la traducción, precisas la labor de un intérprete jurado, que actúa como notario de la palabra.

Localización jurídica

La comunicación con clientes o profesionales de otras culturas puede complicarse cuando las maneras, el protocolo y la idiosincrasia son muy diferentes. Es precisamente entonces cuando debes ir un paso más allá y recurrir al servicio de localización jurídica.

De este modo, te asegurarás de que la connotación y el valor de las palabras no se pierden y resultan totalmente comprensibles respetando el contexto de la lengua de destino.

Conocer las distintas modalidades de traducción jurídica te permite escoger la más adecuada para internacionalizar todos tus trámites legales. ¿Sabes ya cuál de estos servicios es el que necesitas?

guía gratuita para traducción web profesional

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales