La situación actual y la creciente demanda por una educación internacional han llevado a las universidades a cruzar fronteras y promover nuevas titulaciones internacionales, programas de intercambio y formación a distancia.

Sin embargo, muchos recién graduados y profesionales cualificados también optan por continuar con su carrera profesional en el extranjero y necesitan traducir sus títulos universitarios al idioma del país de destino. Una tarea que, sin duda, corresponde a la traducción jurada.

De hecho, los profesionales en este campo son traductores autorizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores, ya que son los que se encargan de dar fe pública de la veracidad de los títulos traducidos. Y es que, antes de proceder a sellar la traducción, primero debe contrastar el documento electrónico con el documento original

asesoramiento universidades

 

Traducir un título universitario para el extranjero

 

En este contexto, a la hora de conseguir un visado de trabajo en otro país ya pueden solicitarte la traducción jurada de tu título, por lo que hay una serie de pasos que debe seguir el proceso de homologación para que no surja ningún imprevisto…

1. Legalizar el título original

Si se trata de un título universitario se debe acudir a la Subdirección General de Títulos del Ministerio de Educación, situado en Madrid. No obstante, los trámites de legalización de documentos académicos fuera de la capital se pueden realizar en la Delegaciones de Gobierno de las distintas comunidades autónomas. Para los títulos de Máster, Doctorado y otros títulos es necesario acudir al Servicio de Títulos y Convalidación de Estudios Extranjeros no universitarios.

2. Autorizaciones pertinentes

Antes de acudir a un organismo u otro es conveniente informarse de si el país de destino es firmante del Convenio de La Haya. En caso afirmativo, se necesitará la legalización del Ministerio de Justicia, mientras que en caso contrario bastaría con la legitimación del Ministerio de Asuntos Exteriores.

3. Traducción Jurada

Una vez solucionados los dos requisitos anteriores se procede a la contratación de un servicio de traducción jurada para pasar de un idioma a otro todos los componentes que se encuentren tanto en el anverso como en el reverso del título: desde las firmas hasta los logotipos y emblemas.

4. Legalizar la traducción jurada

Como hemos comentado anteriormente, son los traductores jurados los encargados de dar fé pública de la veracidad de sus traducciones, pero es el Ministerio de Asuntos Exteriores el que comprobará la validación de la firma de dichos profesionales.

 

Traducir un título universitario extranjero para España

 

De acuerdo con el artículo 36.1 de la ley 30/0992, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común, la traducción oficial del título universitario podría hacerse por distintas vías si es España el país de destino:

  • Traducción jurada: los profesionales deben estar inscritos y autorizados por el Ministerio de Asuntos Exteriores.
  • UNESCO: se puede recurrir tanto a la Oficina del Centro Iberoamericano de Cooperación como a cualquier otra organización reconocida en nuestro país.
  • Representación diplomática o consular: son válidas estas dos vías, ya sean las representaciones del Estado Español en el extranjero o las representaciones en España del país de procedencia del título universitario.

Si todavía no sabes por dónde empezar con la gestión, siempre puedes contratar metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT). ¿A qué esperas para traducir tus títulos universitarios?

asesoramiento universidades

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales