Principales errores al traducir una tienda online

12_06_Principales errores al traducir una tienda online
By December 6th, 2019 | ecommerce | 0 Comments

Cada vez es más frecuente que los administradores de las páginas web de comercios ofrezcan sus productos por todo el mundo. Esto se realiza a través de traducir la tienda online en distintos idiomas, para que sea accesible a cualquier persona, independientemente de donde se encuentre.

 

Descarga gratis la guía para traducir tu ecommerce

 

Cómo traducir una tienda online

La ventaja principal que toda tienda online tiene es que permite que tus productos lleguen a clientes de cualquier parte del mundo, sin limitaciones geográficas. Muchas personas creen que traducir la página web con Google Translate es más que suficiente para que aumente el número de visitas. Sin embargo, puedes estar seguro de que con eso no aumentará el número de ventas de tu eCommerce.

Si quieres evitar que algo así te suceda, es importante que tengas en cuenta una serie de errores que son habituales a la hora de realizar la traducción.

Qué evitar al traducir un eCommerce

Debes mantenerte apartado de estas prácticas si quieres una traducción exitosa de tu tienda online.

    1. El uso de traductores automáticos

Es, sin lugar a dudas, el error más habitual en el que la mayoría de los propietarios caen. Lo mejor es siempre contratar los servicios de traductores profesionales.

Los traductores de carne y hueso son capaces de adaptar todo el texto del sitio web al tono y al estilo que deseas o que él mismo esté reconociendo según el contexto.

    2. Realizar traducciones parciales

Si tu decisión pasa por traducir únicamente algunas de las páginas web que conforman tu sitio, como las descripciones de los productos y, dejar el resto en el idioma original, lo más probable es que consigas que los clientes la abandonen sin haber realizado ninguna compra.

Una parte fundamental del proceso de traducir una tienda online es que traduzcas todo, desde los elementos más importantes, como las descripciones y la landing page, hasta los detalles, como los botones, descripciones de imágenes o notas al pie. De esta manera conseguirás transmitir seguridad y confianza a tu cliente extranjero.

    3. No actualizar la página web

Un eCommerce se encuentra en constante evolución. Siempre hay nuevos productos, puedes publicar nuevas ofertas promocionales o cambiar las condiciones de los envíos.

Siempre que realices una modificación en la web original, o añadas nueva información, no te puedes olvidar de adaptar esos contenidos a los demás idiomas, así todos tus clientes estarán al tanto de las novedades.

   4. No tener control del diseño

Un mismo texto tiene una longitud de caracteres distinta en función del idioma. Aunque veas perfecto el diseño en el idioma original, te debes asegurar de que el resultado en los demás idiomas es el deseado. Se puede haber dañado la estructura y tendrás que revisarlo.

    5. Traducir únicamente la web

Es cierto que la página web y el catálogo de tus productos son la parte principal de la traducción. Sin embargo, se deben traducir muchas más secciones, como las newsletters o los correos de respuesta automática.

En conclusión

Estos son las acciones más problemáticas y que debes evitar a la hora de traducir tu tienda online. Si empiezas por aquí, el éxito estará un paso más cerca.

guía gratuita para traducción ecommerce profesional

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales