¿Necesito un traductor profesional para traducir una patente?

La respuesta a esta pregunta es inequívoca: sí, necesitas un traductor profesional para traducir una patente. Y ahora, pensarás: bueno, no necesito seguir leyendo. Pero lo cierto es que, si necesitas realizar una traducción de un documento de tipo, te conviene seguir leyendo. Te explicaremos un poco más sobre este servicio para traducir la patente de una empresa, cuándo es necesario y qué particularidades tiene para que en el momento de solicitar una traducción seas totalmente consciente de todo lo que implica y debes tener en cuenta.

Solicita aquí una consulta gratuita para tu proyecto

Para empezar, la traducción de los documentos de una empresa siempre se debería dejar en manos profesionales para garantizar su calidad. Y para algunos de ellos, como las traducciones de patentes, no existe otra opción, ya que las consecuencias de cualquier error se pagan muy caras.

Qué es un documento de patente y cómo se estructura

Un documento de patente documento de patente se utiliza para reconocer de forma oficial los derechos de explotación exclusiva de la invención patentada, por un tiempo limitado, e impide a otros la fabricación, venta o uso del invento sin la autorización del titular.

A cambio, el inventor consiente la divulgación del contenido para generar conocimiento y contribuir a la innovación.

Un documento de patente incluye los siguientes datos:

  • Los datos bibliográficos, esto es, las fechas de la presentación y de la publicación de la solicitud. El nombre del solicitante y el del inventor o inventores. Opcionalmente, puede incluir un breve resumen.
  • La descripción. Con ella, un experto debería poder desarrollar la invención. Es lo más importante desde el punto de vista técnico.
  • El objeto de la protección o reivindicaciones. Es la parte más importante desde el punto de vista jurídico.
  • Opcionalmente, se pueden incluir ilustraciones, fórmulas o gráficos para clarificar la descripción.

Cuándo traducir una patente

La patente solo es válida en el país en donde se realiza la solicitud. Para hacer extensible el derecho sobre ella es preciso realizar una solicitud oficial en cada país en el que se quiera mantener la exclusividad, o bien hacer la solicitud ante la Oficina Europea de Patentes o ante la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

Para solicitar una patente europea es necesario presentar el documento en uno de los idiomas oficiales de trabajo de la Unión Europea: inglés, francés o alemán.

Si el solicitante reside en un país con otro idioma oficial en la UE, podrá presentarlo en ese idioma, pero siempre aportando la traducción a uno de los idiomas de trabajo.

Características de la traducción de patentes

La traducción de patentes es un tipo de traducción especializada. Concretamente, se trata de una traducción técnica traducción técnica muy compleja que, además, cuenta con elementos jurídicos.

Te explicamos cuáles son los principales requisitos que demanda la traducción técnica de patentes y su especial dificultad:

  • La traducción de patentes abarca un amplio abanico de sectores (medicina, automoción, tecnología informática, farmacología, ingenierías, etc.), cada uno con su léxico especializado. Por tanto, el traductor profesional no solo debe conocer a la perfección las lenguas de origen y destino, sino estar formado y especializado en la terminología del sector en cuestión.
  • Al igual que el tiempo de vigencia de la patente puede variar según el país, también lo hacen las condiciones formales de la solicitud. En consecuencia, el servicio de traducción de patentes requiere conocer las normas que se deben cumplir en cuanto al formato y el contenido.
  • Para poder traducir la descripción y el objeto de protección, es necesario tener un alto nivel de conocimientos técnicos para no perder ningún detalle, sea en forma de gráficos, fórmulas o cifras, ni dar lugar a errores o a falta de precisión. Un término inadecuado o un signo mal colocado puede suponer el rechazo de la tramitación y las consiguientes pérdidas económicas y de derechos para la empresa.
  • A todo ello se debe sumar la capacidad de redacción adecuada, que permita obtener un documento de lectura fluida y absolutamente fiel al original, con la misma calidad que el original.

Solo un traductor profesional, respaldado por los recursos humanos y tecnológicos con los que cuenta una empresa de traducción como Linguaserve, es capaz de realizar la adecuada traducción de una patente, con las garantías apropiadas de calidad y, por supuesto, confidencialidad.

Consulta gratuita con expertos en traducción web

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales