Los peligros de confiar solamente en la traducción automática

By December 16th, 2019 | branding, traduccion automatica | 0 Comments

 

Si necesitas ofrecer tu página web en otro idioma, seguro que te has planteado la posibilidad de recurrir a la traducción automática, una herramienta que resulta tentadora por su rapidez y bajo coste. La verdad es que muchas personas hacen uso de estos servicios online pensando que dispondrán, en pocos minutos y de forma gratuita -o bastante económica-, de un texto escrito en el idioma que desean.

 

Descarga Gratis ebook  Soluciones Multilingües para empresas

 

La realidad de la traducción automática

Cuando recurrimos a un software para hacer una traducción, a veces nos olvidamos de que muchos de ellos no son más que programas que se limitan a cambiar palabras y grupos de palabras de idioma, pero que se olvidan del contexto en el que se encuentran. Esto puede significar un problema importante para el resultado final de tu traducción: si no tienes en cuenta la relación de un concepto con los que tiene a su alrededor, es muy probable que no lo uses con el significado deseado.

Esta alteración es susceptible de convertirse en un verdadero peligro, sobre todo si tienes un ecommerce y necesitas que tus clientes entiendan a la perfección tanto el producto que vendes como las condiciones de compra.

Los malentendidos y los contrasentidos pueden resultar incluso divertidos cuando los leemos, pero si vendes productos de ciclismo y traduces fork como tenedor, en lugar de horquilla de la bicicleta, puedes tener un problema a la hora de que tus clientes potenciales se decidan a hacer la conversión a compra. Este es un buen ejemplo de lo que sucede cuando se intenta conseguir una traducción automática de un texto técnico, para el que el programa se limita a ofrecer la propuesta de palabra más genérica.

 

El factor cultural en la traducción automática

Igualmente, un programa traductor no es capaz de entender los elementos culturales de un texto, y adaptarlos al idioma de destino. Esto provoca errores tan obvios como no convertir una cifra expresada en dólares a euros, o las pulgadas a centímetros

En consecuencia, estos textos no resultarán tan útiles para el usuario que quiera decidirse a comprar un determinado producto según sus características.

La importancia de la supervisión de un profesional

Aunque la calidad de los programas de traducción existentes hoy en día es mucho mayor a la de hace unos años (algunos pueden echar mano de glosarios y repositorios lingüísticos, para una traducción más certera según el área del comercio, e incluso de tecnologías como la inteligencia artificial), no podemos olvidar que, a día de hoy,  ninguna máquina puede hacer el mismo trabajo que un ser humano.

 

No obstante, hay un camino intermedio entre la traducción automática y la traducción humana: la traducción automática con post-edición humana es la solución ideal para aquellos que necesitan un traducción rápida, pero que también quieren asegurarse de que es 100% certera. De este modo, un sistema traducirá los textos y un humano los editará y corregirá, haciendo los cambios que crea pertinentes para que ninguna palabra o expresión pierda un ápice de sentido.


En definitiva, la traducción automática puede convertirse en un verdadero peligro para tu negocio online, si la usas como el único recurso para tus traducciones. Sin embargo, con la ayuda de la post-edición humana es una herramienta muy útil para que tu ecommerce esté disponible en todos los idiomas que necesites.

 

 

Soluciones-branding

Suscríbete a la newsletter

Descarga la guia Tipos de Soluciones Multilingue

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales