Las instituciones universitarias rompen fronteras con un objetivo común: internacionalizar la educación adaptando la información de sus grados, postgrados, programas a distancia y otras titulaciones a las versiones multilingües que hoy en día requieren los estudiantes extranjeros.

Y es que, cada vez son más los estudiantes que deciden hacer las maletas para continuar formándose en otro país como parte de su experiencia universitaria… Por ello, traducir la página web de una universidad se torna una necesidad a la hora de promover una mayor fluctuación de estudiantes de distintas partes del mundo.

checklist universidades

 

10 errores que nunca debes cometer al traducir la web de la universidad

 

En este sentido, los servicios de traducción juegan un importante papel en la tarea de trasladar los contenidos a las diferentes versiones multilingües. De hecho, no recurrir a ellos muchas veces supone correr el riesgo de cometer diferentes errores que, a su vez, podrían perjudicar la presencia internacional del site:

1. Traducir sin localizar

Una correcta localización web debería abarcar un conjunto de prácticas: desde un análisis de construcción internacional y el tratamiento adecuado de cada una de las capas del sistema hasta el testing de literales y elementos funcionales, o la revisión e integración de los contenidos.

2. No internacionalizar el SEO

La clave está en mantener la eficacia de las palabras clave en todos los idiomas para que el posicionamiento no se vea alterado. Para ello, no basta con traducir las keywords, sino que lo más adecuado sería realizar un análisis exhaustivo de palabras clave en cada idioma para adaptarlas a las tendencias de búsqueda de cada país.

3. Olvidarse de las etiquetas 

En los casos en los que las etiquetas no se corresponden con las normas ISO, los motores de búsqueda las malinterpretan.

4. Linkbuilding inadecuado

No revisar los links que se encuentren en cada apartado de la web podría derivar en enlaces erróneos si no se adaptan las referencias. Este error además de afectar al SEO también empeora la experiencia de usuario. Por otra parte,

5. Prescindir de la adaptación del contenido multimedia

También es necesario adaptar las fotografías, gráficos, infografías y vídeos a las distintas lenguas de destino o añadir las explicaciones que requieran cada uno de ellos. Por tanto, es imprescindible cambiar el texto alt en todos los contenidos audiovisuales.

6. No adaptar los estándares

Si no se cambia el idioma del meta title y de la meta description, Google no puede indexar correctamente el contenido traducido. Por ello, con el fin de permitir el multilingüismo en la red, el Grupo de Trabajo MultiLingualWeb-LT ha elaborado el estándar Internationalization Tag Set 2.0, que incorpora un conjunto de potentes metadatos.

7. Falta de calidad en la navegación

Hoy en día es una obligación alojarse en un servidor responsive que permita una visualización óptima desde cualquier dispositivo… y es necesario que todas las versiones multilingües de un site aseguren la misma calidad.

8. No integrar los datos de contacto

Todas las versiones multilingües de la página de la universidad deben adaptar por idioma y país su teléfono, dirección, correo electrónico y los perfiles sociales.

9. Falta de mantenimiento

Una vez que la web está traducida tampoco se debe caer en el error de pensar que eso es suficiente… Lo idea es revisar las traducciones periódicamente y agregar o cambiar los contenidos multilingües según las necesidades que se vayan presentando.

10. Evitar la contratación de soluciones específicas

Como venimos diciendo, para que la traducción de una web sea completamente profesional es conveniente optar por la solución multilingüe más adecuadas a las necesidades del site de la universidad:ATLAS Real Time, GBC User, GBC Server, Proof Editor, Cava de Documentos, Teleinterpretación o Traducción automática con Postedición Humana.

 

Si todavía no tienes claro por dónde empezar con la traducción de la web de tu universidad siempre puedes contratar metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT). De esta manera conseguirás optimizar la calidad de todas las versiones para poder llegar a los estudiantes internacionales en distintos idiomas. ¿A qué esperas para atraer nuevos alumnos?

checklist universidades

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales