Si decimos que vivimos en un mundo cada vez más globalizado no es ninguna novedad. Pero lo cierto es que cada vez está afirmación cobra más fuerza e incide en todo tipo de procesos y ámbitos. No solo hablamos a la hora de viajar, por supuesto, también el mundo de los negocios está cada vez más unido a nivel internacional. Debido a lo que estamos comentando cada vez más personas tratan de aprender un nuevo idioma, para poder comunicarse con otros sin la frontera invisible que supone no hablar la misma lengua. En las siguientes líneas analizamos cómo influye la localización en traducción.

¿Qué implica la localización en traducción?

Para muchas personas el trabajo de un traductor implica llevar un texto de un idioma a otro. Pero al vivir en un mundo que está tan globalizado no se puede simplificar de esa forma su labor. Decimos esto, porque es necesario que se ocupe de otros aspectos relacionados con su trabajo.

En los últimos años hay un término que ha empezado a utilizarse mucho en el sector, nos referimos a la localización en traducción. Consiste en adaptar un mensaje que se ha formado en una cultura de origen para llevarlo a una cultura meta. La traducción se ocupa del texto, mientras que la localización intenta que el texto se adecue al país que lo va a leer. Puede incluir tipografías, imágenes o la manera en la que se maquetan los textos. Cuantas más diferencias existan entre la cultura de origen y la de meta más se complica el trabajo.

Pero a pesar de todas las dificultades es necesario hacer un esfuerzo para conseguir los mejores resultados. De hecho, en algunos campos puede ser determinante hacer esta adaptación cultural. Las grandes multinacionales se enfrentan al reto de crear campañas publicitarias que puedan utilizarse en lugares con culturas muy distintas a las occidentales.

Una mala localización en traducción puede dar lugar a muchos problemas para las empresas. Por eso cada vez más profesionales se especializan en este campo.

¿Qué consecuencias tiene la localización en traducción?

La localización ha cambiado la forma de ver la traducción. Ahora es necesario dar la importancia que merece a la cultura del país que va a recibir el mensaje traducido. Para conseguirlo, es vital que el traductor esté familiarizado con las tradiciones, las costumbres o la forma de vida del país al que va a llegar la traducción. Solo así podrá captar los distintos matices que debe tener el texto traducido.

Se alcanza una traducción de mayor calidad y lo que es más importante, se logra que el receptor capte el mensaje que se le quería transmitir. Se trata en definitiva de una traducción mucho más completa. Para las empresas contar con un traductor experto en localización es clave. Imagina una compañía que trabaja de manera constante con los Emiratos Árabe, tener un traductor que pueda crear un texto que se entienda a plenitud en dicho país puede ser vital para alcanzar sus metas.

Por lo tanto, en los próximos años cada vez será más importante esta figura, la del traductor experto en localización.

 

guía internacionalización de ecommerce

By Linguaserve | April 22nd, 2019 | ecommerce, soluciones, branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales