Dentro del mundo de la traducción, el concepto de “localización” es uno de los más relevantes. Es una forma de hacer ver que para que una traducción sea correcta, tiene que atender también al contexto del idioma de destino. La localización en la industria cultural, por ejemplo, es crucial, y te explicamos el por qué.

Consulta Gratis Soluciones de traducción de Linguaserve

 

La importancia de la localización en la industria cultural

Piensa en las novelas o en las obras literarias que se traducen, en los museos que presentan los textos explicativos en varios idiomas, en los juegos de ordenador o, incluso, en las películas, series y documentales. Todos estos productos pertenecen directamente a la industria cultural, y exigen un gran trabajo de localización.

Piensa que un manual de instrucciones tiene que ser, ante todo, técnico y preciso. Los conceptos o las palabras que se vayan a traducir únicamente tienen que responder a criterios de exactitud. En cambio, en la industria cultural se persiguen otros objetivos, la precisión la rigen otros estándares.

Piensa en una novela. El traductor ha de tratar de conseguir que el estilo del autor se conserve idéntico de un idioma a otro. Y esto no se consigue a través de una traducción técnica. Hay que poner en contexto el tipo de lenguaje que se utiliza, las expresiones, su jerga y, en general, la cadencia de sus frases. Y trasladar todos estos elementos a fórmulas similares que estén presentes en el idioma de destino. Eso es una localización.

Piensa ahora en los productos audiovisuales. Los vídeos, las series o las películas que se graban en un idioma y que se doblan o subtitulan a otro. El tipo de expresiones que utilizan los personajes va a constituir parte de su carácter, es decir: son una parte relevante de la historia y ofrecen información significativa al público. Por lo tanto, hay que buscar expresiones o palabras análogas en el idioma de destino, y esto implica conocer profundamente su cultura y sus costumbres, no solo su lengua.

Por otro lado, en los museos siempre ofrecen una gran información interactiva sobre las obras. Tienen la necesidad de explicar las exposiciones en más de un idioma para llamar la atención de los turistas y atraer así más público. También aquí hay que entender la traducción desde la localización, para poder explicar una exposición en su contexto cultural y social. De esta forma, las personas de otros países también podrán entender el sentido de la exposición y su temática.

¿Quién puede ofrecer un buen trabajo de localización?

La respuesta está clara: un equipo de profesionales. La localización no es una mera traducción, es una adaptación a los esquemas culturales de un país o de una región. Y esto solo lo pueden hacer con éxito profesionales que conozcan en profundidad el contexto al que se están dirigiendo.

En conclusión, la localización en la industria cultural es fundamental para que las obras o los productos que se vayan a traducir mantengan su misma esencia y espíritu. Es una necesidad de coherencia que solo puede ser llevada a cabo por un equipo de profesionales que conozcan en profundidad la cultura del lugar de destino de la traducción.

Asesoramiento branding

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales