Importancia de traducir documentos con absoluta precisión

Traducir documentos
By octubre 18th, 2023 | consejos, traducción profesional | 0 Comments

Traducir documentos con absoluta precisión es una habilidad crucial que merece toda nuestra atención. ¿Por qué? Porque este proceso exige fiabilidad, eficacia y agilidad en todos sus ámbitos. En este artículo vamos a hablarte de ello con detenimiento.

Ciertas traducciones requieren conocimientos específicos para que el resultado sea excelente. En estos casos, es preciso recurrir a una traducción profesional. De lo contrario, es posible que debas hacer frente a numerosos errores.

 

Principales ámbitos de la traducción de documentos

En sectores como el publicitario, el legal o jurídico y el médico, el trabajo de traducción adquiere su máxima expresión. Estos campos deben hacer frente a sus propias dificultades técnicas y, al traducir los contenidos, hay que ser muy preciso.

 

Traducción publicitaria

Lo que caracteriza a la traducción publicitaria es la intención de venta. Sus eslóganes, catálogos y el resto de contenidos deben adaptarse para que funcionen en diferentes idiomas. Hablamos de la transcreación, algo que no muchas personas o empresas tienen presente, y de ahí surgen los desastres.

Este tipo de traducción no es sencilla por varios motivos. El principal es que no se pueden perder ni el mensaje original ni el efecto que se busca con él. Esto quiere decir que el encargado de realizar una traducción como esta debe dominar las referencias culturales y los juegos de palabras en el idioma destino. En caso contrario, será muy complicado trasladar el mensaje de un modo impactante.

Para que la traducción publicitaria sea efectiva, hay que tener en cuenta el público objetivo, la cultura y el contexto del país destino. En este sentido, las referencias deben cambiar. De igual manera, si se tiene acceso al formato en el que se visualizará el texto, también resulta más sencillo pulir las palabras seleccionadas.

Las traducciones literales no funcionan en este contexto y, para que un anuncio resulte exitoso en otro idioma, debe reescribirse adaptándolo al idioma y cultura de destino. Las consecuencias de no cuidar la traducción publicitaria pasan por dar una mala imagen internacional, con todo lo que eso supone (descenso de ventas, críticas, menor prestigio…).

Si una empresa invierte más en su visibilidad que en la localización de la traducción de sus mensajes de marketing, es probable que obtenga un impacto negativo. Para evitarlo, lo aconsejable es apostar por una traducción profesional.

 

Traducción jurídica

La traducción de textos jurídicos o legales puede dirigirse a documentos públicos o privados. En cualquier caso, este tipo de trabajo reclama un especialista en el sector. Esto es, no basta con conocer el idioma de origen y el de destino, también es imprescindible conocer y comprender los sistemas jurídicos, la cultura, el vocabulario específico y la fraseología típica.

La documentación que se redacta en este sector suele ser muy técnica y presenta una redacción muy concreta. Por ello, una persona que no sea un traductor profesional se topará con serias dificultades para abordar el texto y el resultado puede resultar poco fluido y fiable.

Algunos de los documentos legales a traducir de manera habitual son contratos, demandas, sentencias o leyes, entre otros. Esto ya te da una idea de la relevancia de que la traducción no sea aproximada, sino exacta. Cada palabra debe tener un sentido y contexto legal; además, conviene atender a que no es lo mismo un procedimiento civil que uno penal o administrativo.

Una palabra mal colocada en un documento de estas características puede modificar por completo el curso de un proceso legal. Por ello, la importancia de la traducción jurídica radica en los detalles y en la precisión de los traductores.

 

Traducción médica

Prospectos, ensayos clínicos, expedientes de pacientes, consentimientos informados, protocolos médicos, folletos informativos, patentes, documentación en el proceso de acompañamiento a pacientes… A pesar de las fronteras y de los idiomas que se hablan dentro de cada una de ellas, todas las sociedades están constituidas por seres humanos. Con esto queremos decir que las enfermedades que nos afectan son idénticas o muy parecidas.

Por eso, la traducción de documentos médicos y de productos sanitarios merece una especial mención. Gracias a ella, es posible ayudar a los investigadores, médicos, farmacéuticos y, por supuesto, a los pacientes.

En un contexto tan sensible, donde se utiliza una terminología técnica como esta, hay que ser muy preciso y profesional. Un prospecto mal traducido, un fármaco mal administrado por una mala traducción o un diagnóstico erróneo pueden suponer un problema.

Por ejemplo, la palabra inglesa “constipation” puede dar lugar a engaño, ya que, si no prestas atención y alguien te viene con este diagnóstico, quizás lo traduzcas como un constipado. Pero, en realidad, estaríamos ante un caso de estreñimiento.

Por tanto, los traductores médicos deben conocer a la perfección la jerga y terminología específicas del sector. De hecho, es peligroso recurrir a personas que no sean profesionales en este campo para traducir documentos de estas características.

 

¿Qué puede ocurrir al traducir documentos incorrectamente?

La traducción de documentos oficiales que tienen origen en un país extranjero debe estar bien cuidada para evitar situaciones problemáticas o gazapos. En este sentido, se consideran como tal los documentos expedidos por instituciones académicas, administraciones públicas y organismos oficiales.

Este tipo de traducciones, al igual que las mencionadas con anterioridad, deben reproducir de manera fiel y exacta el texto original. Si pretendes que el documento tenga la misma validez legal, conviene confiar en las traducciones juradas.

Los traductores jurados lo son porque así los habilita el Ministerio de Asuntos Exteriores. Tienen la capacidad de dar un carácter oficial a los documentos y atesoran un profundo conocimiento a nivel económico y jurídico.

 

Errores habituales en la traducción de documentos

Entre los fallos que se producen con mayor asiduidad al traducir documentos, queremos que conozcas los siguientes:

  1. Descuidar la calidad del original. Si el texto original es confuso o está mal redactado, la traducción tendrá las mismas deficiencias. Por eso, merece la pena asegurarse de que el documento sea claro.
  2. Traducción literal. En ocasiones, las traducciones literales no son útiles. Por ello, hay que identificar los contenidos que se pueden eliminar para centrarse en la calidad del texto final.
  3. No tener una perspectiva internacional. Cada cultura tiene una forma de expresarse. Así, para esquivar malentendidos o expresiones reprochables, resulta útil contar con profesionales de la traducción.
  4. Decantarse por profesionales baratos. La traducción de documentos es una tarea laboriosa y compleja. Merece la pena invertir en un profesional.
  5. DIY (Do It Yourself). El hecho de que conozcas un idioma no quiere decir que sepas comunicarte bien en él. Si no te interesa ofrecer una mala imagen ni que el texto induzca a errores en el público destino, confía en los profesionales.
  6. Traducción numérica. Para cuantificar temperaturas, pesos o distancias, no siempre se utiliza el mismo sistema de referencia (métrico o imperial). De igual modo, las horas y las fechas también pueden cambiar de un país a otro. Por ejemplo, se puede emplear un sistema de 24 horas o las siglas AM y PM. En cuanto a las fechas, el primer espacio puede hacer referencia al mes o al día.
  7. Traducciones automáticas. Pueden sacarte de más de un apuro en momentos puntuales, pero, en la actualidad, no pueden compararse con la eficacia de un traductor humano.
  8. No revisar el texto final. Las prisas o los nervios pueden hacer que un documento contenga errores técnicos. Por ello, conviene que haya una segunda opinión antes de validar el resultado al traducir documentos.

Estos 8 errores pueden evitarse recurriendo a un profesional capacitado y con experiencia.

 

Cómo conseguir traductores de documentos fiables

Hoy en día, debido al estilo de vida que impera en la sociedad, es muy probable que necesites recurrir a traducciones fiables para documentos oficiales. ¿Cómo conseguir al mejor traductor posible? ¡Toma nota!

En primer lugar, hay que diferenciar qué tipo de documento deseas traducir. No es lo mismo traducir una titulación académica que un permiso de conducir, una factura que justifique el acceso a una subvención pública o un documento interno de una empresa. Como puedes observar, existen infinidad de documentos que puedes requerir traducir, pero no todos exigen el mismo nivel de oficialidad.

A su vez, merece tu atención el idioma destino, ya que es recomendable optar por un traductor que conozca en profundidad la lengua. En Linguaserve, prestamos un servicio 360 con un trato personalizado. Para ello, ponemos a disposición de nuestros clientes una amplia variedad de servicios de traducción, asesoramiento y consultoría. El objetivo es obtener la mayor calidad posible, pero con el menor coste asociado.

En cualquier actividad o servicio prestado se persigue el error cero; sin embargo, no siempre es posible y ello puede comprometer la imagen de una empresa, haciéndola parecer poco profesional. En Linguaserve apostamos por el proofreading, entre otros servicios como la localización, la transcreación, el subtitulado, la locución y el doblaje, la traducción automática y la posedición humana.

Empleamos revisiones llevadas a cabo siempre por lingüistas nativos para cada proyecto. Repasan el contenido para que no haya fallos, lo que consigue un texto sin errores ortográficos ni gramaticales, coherente y relevante.

Confiar en nosotros para traducir documentos es una apuesta fiable y segura si no quieres alejarte de tus objetivos. Reduce las incidencias y errores gracias a nuestro servicio Quality Assurance, al tiempo que obtienes un documento con fluidez y naturalidad. ¡Consúltanos sin compromiso para recibir asesoramiento personalizado!

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Publicaciones por etiqueta

Ver todo

Síguenos en redes sociales