Guía para la traducción del etiquetado de productos alimentarios

traducción del etiquetado de alimentos
By November 11th, 2022 | traducción y localización | 0 Comments

En la actualidad, a los consumidores les preocupa especialmente saber lo que comen. Muchos dedican tiempo en el supermercado a analizar cada componente y dato reflejado en el envase, por eso el etiquetado de los productos alimentarios es hoy más importante que nunca.

Para empezar, presta atención a estos datos extraídos de un informe elaborado por Deloitte:

  • El 76 % de los consumidores asegura preocuparse hoy más que hace cinco años por su alimentación y por la elaboración de cada alimento.
  • Para el 61 % resulta prioritario encontrar en la etiqueta ingredientes saludables.
  • El 80 % no entiende bien la información reflejada en los envases.
  • El 42 % considera que no dispone de datos suficientes sobre los alimentos que consume.

Solicita aquí una consulta gratuita para tu proyecto

Características básicas del correcto etiquetado de productos alimentarios

Tanto para elaborar las etiquetas como para traducirlas a otros idiomas, las empresas del sector de la alimentación no pueden actuar por libre, sino que han de ceñirse a la normativa europea en esta materia.

Así, por ejemplo, para el etiquetado de los alimentos preenvasados, esta es la información mínima que se debe incluir:

  • El nombre del producto.
  • La lista de ingredientes y alérgenos.
  • La relación cuantitativa de los ingredientes.
  • La información nutricional.
  • El peso neto del alimento.
  • La fecha de caducidad.
  • El nombre y la dirección de la empresa.
  • El volumen de alcohol, si procede.
  • Las condiciones mínimas de almacenamiento.
  • El país de procedencia.
  • Las posibles instrucciones de preparación.

Estas normas son de obligado cumplimiento para todos los alimentos envasados, pero hay algunos que, por ley, han de ir más allá. En concreto, tienen requisitos específicos en relación con el etiquetado:

  • Los azúcares.
  • El café soluble.
  • Las carnes y los pescados.
  • Los lácteos.
  • Las mermeladas.
  • La miel.
  • Los zumos.
  • Los aceites y las grasas.
  • El chocolate.
  • La harina y el pan.
  • El agua mineral.

Además, a nivel tipográfico también se tienen que seguir ciertas normas. Por ejemplo, que la altura mínima de la letra sea de 1,2 milímetros. En general, la información se tiene que ver fácilmente y ser lo suficientemente legible. Y en ningún caso debe ser necesario abrir el producto para acceder a dicha información.

¿Por qué es importante la traducción del etiquetado de los productos alimentarios?

La traducción del etiquetado de productos sirve para que toda esta información clave y tan demandada hoy en día sea accesible para todos, independientemente de cuál sea su idioma. La etiqueta y su contenido son, por lo tanto, elementos de comunicación clave entre la empresa y los consumidores.

Pero lo que no todo el mundo sabe es que para traducir las etiquetas de los productos alimentarios son necesarias determinadas competencias tanto legales como lingüísticas. Por eso, para una mayor seguridad, muchas organizaciones deciden contratar a una empresa de traducción profesional para que desempeñe esta labor. Así, consiguen asegurarse de:

  • Llegar a todos sus mercados objetivo.
  • Transmitir información clara en varios idiomas.
  • Convencer a los compradores de las bondades de sus productos.
  • Evitar sanciones por incumplir el reglamento europeo.
  • En caso de operar en países extracomunitarios, evitar retenciones en aduanas, con las consecuencias que ello conlleva.

Si tú también quieres cuidar al máximo el etiquetado de tus productos alimentarios, confía en Linguaserve. Nuestros profesionales se encargarán de llevar a cabo esta tarea con la máxima diligencia y profesionalidad.

Consulta gratuita con expertos en traducción web

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales