El sector financiero es un terreno en constante evolución en el que la banca, los seguros, la contabilidad, la bolsa y el resto de disciplinas que lo componen experimentan cambios a diario en todo el mundo. Por este motivo, utilizar la terminología específica que se requiere en cada una de sus materias resulta indispensable.

Sin embargo, traducir estos conceptos puede resultar un problema a la hora de pasar de un idioma a otro una factura, unas cuentas anuales, o un informe de auditoría.

En este contexto, y teniendo en cuenta la revolución digital y global en la que nos encontramos, entra en juego lo que se conoce por traducción automática (TA). Concretamente, se trata de la traducción automatizada que se obtiene de forma instantánea a partir de un software cuando se quiere traducir un texto a otra lengua.

 

Usos de la traducción automática

Al tratarse de una solución rápida y económica de traducción, actualmente  la TA se puede utilizar con distintas aplicaciones:

  1. Uso informativo: es muy útil si lo que se está buscando es una traducción orientativa del texto de origen y los tiempos de entrega son muy reducidos. Nos da una idea clara de lo que se dice en ese documento.

  2. Uso productivo: para una calidad precisa de la traducción, como suele ocurrir con los asuntos relacionados con la banca, la TA necesitará una revisión o post-edición humana.

  3. Selección: determinar los documentos que se quieren traducir y la calidad requerida. Si son textos de carácter interno recomendamos la TA, pero si van a ser documentos destinados al consumidor y que van a tener mayor durabilidad en el tiempo, siempre es más indicada la traducción humana especializada.

  4. Clasificación: construir metadatos de clasificación en base a la identificación previa de temas.

  5. Búsquedas SEO/SEM: el objetivo será mejorar el posicionamiento en los motores de búsqueda a partir de una traducción acertada y adecuada a las palabras clave.

  6. Redacción: como herramienta de apoyo a los profesionales que dominan un idioma que no es el suyo, pero necesitan mejorar su escritura.

traducción para el sector banca

 

¿Cuándo recurrir a ella?

Por otra parte, junto con las funciones anteriores, esta rama de la lingüística computacional también tiene cabida en las siguientes situaciones:

  1. Elaborar textos rápidos: estas herramientas permite traducir correos electrónicos, chats de uso interno u otros contenidos sencillos rápidamente.

  2. Aligerar los trabajos de traducción: la combinación del trabajo automático con el humano obtiene traducciones de calidad basadas en una gramática, sintaxis y semántica de precisión. Una meta muy difícil de alcanzar solo con uno de los dos tipos de traducción: mientras que la TA quedaría forzada y en ocasiones sin sentido, la traducción humana no es capaz de producir traducciones idénticas en dos lenguas distintas.

  3. Expandir un negocio: en el caso de la internacionalización de una empresa es  clave recurrir a la traducción automática, así como a la contratación de metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) para lograr una comunicación global de calidad. Así, será factible emprender lo antes posibles las acciones comerciales en la lengua de los mercados elegidos para fomentar el crecimiento internacional de la empresa.

  4. Reducir los costes de traducción: puede ser la mejor opción si se quiere ahorrar en los servicios de traducción. Eso sí, habría que segmentar cuál es el contenido que no se preste a errores, como textos sencillos, tablas, valores…

  5. Preservar la seguridad de la empresa: la TA puede ser la mejor opción cuando los documentos a traducir son de carácter confidencial, como datos financieros, de organigrama, o relacionados con productos o investigaciones. De esta forma, si se opta por las soluciones profesionales alojadas en un entorno seguro, se puede evitar el espionaje comercial que puede tener lugar en las herramientas gratuitas que se encuentran en la red.

En definitiva, podemos decir que las soluciones de traducción automática no deben verse como rival para los servicios de traducción, sino como una herramienta adicional y automática que se puede contratar bajo la supervisión de profesionales para facilitar y agilizar los procesos de traducción financiera.

descarga guía gratuita sobre GDPR

By Linguaserve | August 13th, 2018 | Sector Financiero | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales