La transformación digital y las nuevas tecnologías han supuesto toda una revolución para el comercio internacional… Una vez que se decide abarcar nuevos mercados, extrapolar las ventas de un ecommerce a otros países no supone ninguna dificultad.

Eso sí, para realizar un correcto proceso de expansión de un negocio de este tipo, es clave proceder primero a la traducción de los contenidos para lograr una comunicación global.

soluciones-multidioma

Traducciones fundamentales para un ecommerce internacional

En este sentido, -y aunque las tendencias y comportamientos cambian en cada país- para obtener nuevas versiones de una tienda online en otras lenguas es necesario tener claro qué elementos deben traducirse:

  1. Traducción corporativa

La imagen de marca de cara a los clientes potenciales es importantísima para que estos se decidan a formalizar la compra de los productos o servicios que ofrece una tienda electrónica. Por este motivo, se hace indispensable tener bien traducido a todos los idiomas las secciones de Historia, Quiénes somos, Equipo; y por supuesto, los datos de contacto.

  1. Traducción del catálogo

Los contenidos que engloba el catálogo del ecommerce hay que traducirlos de principio a fin, pero mostrar un especial cuidado con el nombre de los productos y servicios, su descripción, el precio, la disponibilidad y las condiciones y garantías.

  1. Traducción del proceso de compra

Se trata de lo más importante para una tienda online, ya que cuantas más ventas cierre a través de ese proceso de compra, mayor será su rentabilidad. Por tanto, es muy importante traducir adecuadamente todas las fases del proceso de compra: desde el cambio de divisas hasta el resumen del pedido, las condiciones de envío y la factura. De esta forma, se guía al consumidor hasta el final de la compra evitando las dudas y confusiones que, de otra manera, podría plantear el idioma.

  1. Traducción de los textos legales

Conviene que tanto la política de privacidad como la política cookies, el aviso legal y las condiciones de uso estén traducidas en todos los idiomas de los países en los que va a estar presente el negocio electrónico.

  1. Traducción de banners y contenido multimedia

Las imágenes, los vídeos de los productos, los logos y los banners tampoco se pueden dejar de lado… No obstante, para traducirlos primero hay que exportarlos en un formato adecuado para ello: HTML, XLIFF, XLM, CSV, etcétera. No hay que olvidarse de las URLS y las etiquetas de las páginas, ya que de lo contrario podría afectar al posicionamiento de la página web.

traducir tienda online

Malas praxis a la hora de traducir una tienda online

En cuanto a las malas prácticas de traducción de un ecommerce, cabe destacar los siguientes errores:

  • Utilizar un traductor automático sin contar con profesionales: el fallo está en tirar de estas herramientas para traducir un negocio online sin contratar Postedición Humana (PE), ya que sin esta revisión podría perderse calidad y riqueza en el lenguaje.
  • Traducciones incompletas: no hay nada que de peor imagen en un ecommerce internacional que tener las diferentes webs traducidas a medias o solo algunas secciones. Caer en este error supone la pérdida de estatus y credibilidad dentro del sector.
  • No tener en cuenta el SEO: traducir las keywords literalmente hace que se pierdan términos por el camino. Lo ideal sería realizar un análisis detallado de palabras clave en cada idioma para no repercutir al posicionamiento del ecommerce.
  • Centrarse solo en la web: bien es cierto que la página web del ecommerce es su esencia, pero no es lo único… Además habría que traducir la automatización de correos electrónicos, los servicios de atención al cliente y las newsletters publicitarias.
  • Olvidar el diseño web: que el site de tu empresa tenga un diseño adecuado no significa que vaya a quedar igual de bien al traducirse al resto de idiomas, por lo que es conveniente revisar los estilos y diseños siempre que se realice una traducción.

 

Si todavía no tienes claro por dónde empezar con la traducción de los contenidos, siempre puedes contratar metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT). Así conseguirás que las versiones por idiomas sean de calidad y podrás emprender tus acciones comerciales en la lengua de los mercados elegidos para desarrollar ese crecimiento internacional del ecommerce.

soluciones-multidioma

By Linguaserve | February 5th, 2018 | ecommerce | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales