Cómo proteger la marca durante la transcreación publicitaria

La transcreación publicitaria es clave en una estrategia de marketing internacional. En el ámbito de la creación de los contenidos publicitarios, se utiliza una serie de recursos, como frases hechas, dobles sentidos y alusiones a tradiciones o a algún aspecto de la cultura local, que pierde todo el sentido si se traduce de forma literal. Para proteger la marca y todo lo que significa, es necesario contar con un buen servicio de transcreación.

Descarga gratis la guía para traducir tu web

La importancia de proteger la marca en el proceso de internacionalización

La marca de un producto o servicio aporta un valor que influye en la decisión de elección y compra de los consumidores. Cuando el comprador escoge un artículo u opta por una empresa determinada en función de la marca es porque se identifica con ella y establece una relación de familiaridad, respeto y confianza.

La marca satisface la experiencia de compra del consumidor e incrementa la cotización del producto o servicio confiriéndole una identidad que el cliente está dispuesto a pagar. Dicho de otro modo, el usuario no solo adquiere el uso o provecho de un bien, sino que compra una marca.

La interacción de la marca con el cliente construye una reputación que, lejos de basarse solo en la calidad del producto o servicio, se establece gracias a la percepción del usuario y su consideración acerca de los valores que le asocia.

Lograr una buena reputación de marca no es fácil y, por ello, es necesario protegerla en todas aquellas acciones que se llevan a cabo. En la internacionalización de la marca es imprescindible hacer llegar a cada público la esencia y personalidad originales, aunque perfectamente integrada en el mercado de destino a través de su idioma y de los rasgos característicos de su carácter y cultura. La transcreación publicitaria es el medio para lograrlo.

Transcreación publicitaria: consejos para proteger la marca

¿Conoces el refrán español que dice «A dónde fueres, haz lo que vieres»? Una traducción literal al inglés sería: «Wherever you go do what you see». Sin embargo, un transcreador nunca lo trasladaría así, sino que haría uso de este refrán inglés: «When in Rome, do as the Romans do», que es totalmente distinto, aunque tiene el mismo significado. Este es un ejemplo claro de la diferencia entre traducir y transcrear.

En el proceso de internacionalización de una empresa, una transcreación publicitaria de calidad es fundamental para preservar la reputación de la marca en el proceso de traducción de todas las acciones comunicativas de la marca.

Te damos algunos consejos a tener en cuenta cuando se aborde un proceso de transcreación de contenidos:

  • Exige profesionales especializados en transcreación publicitaria, formados en conocimientos y habilidades del área de ventas y marketing.
  • Asegúrate de trabajar con transcreadores nativos de la lengua de destino, quienes no solo dominan el idioma a la perfección, sino que también conocen como propias la cultura y las costumbres del lugar.
  • Especialmente significativo es conservar la esencia y los valores asociados a la marca al trasladar el mensaje a otro idioma. Una de las virtudes de la transcreación es que puede brindar un contenido totalmente diferente manteniendo la misma intención y los objetivos del mensaje en el idioma original.
  • La inversión en transcreación es más costosa que la traducción debido a su mayor complejidad y tiempo necesario. No obstante, es una inversión que, bien realizada, logra el objetivo de llegar a todos los mercados conservando la reputación de la marca.

La transcreación publicitaria en manos de los mejores profesionales trabajando con los recursos adecuados, como los de Linguaserve, son la mejor baza para proteger tu marca.

 

guía gratuita traducción web

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Publicaciones por etiqueta

Síguenos en redes sociales