Internacionalizar la educación es, actualmente, la meta principal de todas las instituciones universitarias. De hecho, según datos de la UNESCO, esta demanda alcanzará nada menos que los 7,5 millones de estudiantes para el año 2025.

Eso sí, para continuar fomentando la fluctuación de alumnos es necesario llegar a los estudiantes extranjeros procedentes de diferentes nacionalidades. Y para ello, lo primero es traducir los contenidos de la web de la universidad con el objetivo de alcanzar una comunicación global.

tendencias educación internacional

7 indicios de falta de profesionalidad en las traducciones

 

En este sentido, te mostramos las claves para determinar la profesionalidad de las traducciones o de los servicios de traducción:

1. Traducción literal

Hacer una traducción lexicosemántica no es suficiente… también es necesario adaptar los términos a las tendencias culturales y a las búsquedas de cada país e idioma.

2. Falta de cohesión y contexto

Los servicios para la gestión y producción de documentación y contenidos multilingües deben asegurar traducciones de calidad localizadas y adecuadas tanto al contexto cultural del país de destino como al contexto del sector universitario.

3. Omisión de fragmentos

La traducción automática sin postedición humana puede llegar a prescindir de algún párrafo si no conoce la terminología.

4. Saltos de estilo

Otro de los problemas que suelen presentar las traducciones que carecen de profesionalidad es una incongruencia de estilos: cambios en la tipografía, saltos de párrafo, abreviaturas, mezcla de distintas variantes, mayúsculas donde corresponden minúsculas, etc.

5. Precios y plazos demasiado bajos

Para evitar las estafas  de la traducción automática debes desconfiar de los deadlines impensables y de aquellos servicios que te parezcan excesivamente baratos. Lo más recomendable es hacer una comparativa entre varias empresas profesionales de traducción. Siempre puedes  pedirles presupuesto por adelantado e incluso una muestra de su trabajo.

6. Cuando no cuenta con un proofreading

Este proceso consiste en la revisión y corrección final de una traducción para verificar que no haya errores ortográficos, gramaticales o de estilo que se hayan pasado por alto en la corrección previa. Cualquier servicio de traducción que se precie debería garantizar la legibilidad del texto traducido antes de presentárselo al cliente.

7. Acreditación profesional de los traductores

En el caso de solicitar una traducción automática con postedición humana lo ideal es investigar la formación del traductor o traductores que van a desempeñar su trabajo. Normalmente, podrás encontrar esta información tanto en sus perfiles de Linkedin como en el apartado corporativo de la empresa de traducción a la pertenezcan.  Si no es así, quizá es el momento de desconfiar y dudar de la transparencia de la compañía, así como de los servicios que ofrece.

En definitiva, no cabe duda de que para lograr los resultados esperados es necesario recurrir a un traductor profesional que domine distintos idiomas y las técnicas de comunicación pertinentes.

Por tanto, si todavía no tienes claro por dónde empezar con la traducción de los contenidos, siempre puedes contratar metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) ahora que ya tienes claro cómo valorar su profesionalidadAsí conseguirás que las versiones multilingües de la web de tu universidad tengan  la calidad adecuada para atraer estudiantes extranjeros.

tendencias educación internacional

 

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales