Claves en la adaptación gráfica de maquetaciones en otros idiomas

adaptación gráfica en otros idiomas
By November 7th, 2022 | desktop publising (dtp) | 0 Comments

La adaptación gráfica de los documentos a diferentes idiomas, teniendo en cuenta las diferencias culturales y de todo tipo que pueden existir, es mucho más importante de lo que parece. Lejos de lo que se puede pensar en un principio, traducir el texto no es lo único que hay que hacer para adaptar completamente las maquetaciones.

En este sentido, un buen servicio de DTP (servicio de desktop publishing) se encarga, a través de la edición, la maquetación y el retoque gráfico, de seguir reflejando de la misma forma la imagen y los valores de la marca, independientemente del idioma en el que esté escrito el documento. Así, podrás imprimirlo y distribuirlo o publicarlo en tu página web multilingüe sin preocupaciones.

Solicita aquí una consulta gratuita para tu proyecto

¿Qué debemos tener en cuenta para la adaptación gráfica de documentos traducidos?

Toda adaptación gráfica de documentos persigue un claro objetivo: adaptar el estilo tipográfico de un texto a otro idioma de forma que ocupe prácticamente el mismo espacio y reproduzca los mismos niveles y jerarquías. Para ello, tendremos en cuenta lo siguiente:

  • La longitud de las palabras de un determinado idioma puede condicionar la apariencia de un texto: el holandés o el alemán, por ejemplo, tienen palabras más largas que el francés o el italiano. Por eso, en los primeros casos, los lectores están más acostumbrados a la partición de líneas.
  • Requisitos para la homogeneidad tipográfica: se piden entre 55 y 65 caracteres en cada línea y, como mucho, dos particiones consecutivas (cuatro en el caso de los idiomas “largos”).
  • Limitar el exceso de particiones: se deberían evitar en la última línea de una página y, aunque son muy importantes para que no existan irregulares saltos de línea, hay que limitar su uso consecutivo para no afectar a la legibilidad.

Estos son solo algunos ejemplos de la importancia que tiene la adaptación tipográfica en cualquier traducción, en aras siempre de conseguir el máximo equilibrio entre un aspecto armonioso y una lectura ágil.

¿Quieres traducir textos al chino, al japonés o al coreano?

Los idiomas asiáticos tienen una serie de particularidades que es interesante recordar. Especialmente, destaca su alfabeto unicameral, que hace que todos los caracteres tengan la misma altura y anchura. De este modo, la escritura se diferencia mucho físicamente del resto de lenguas, algo que, a nivel gráfico, tiene varias consecuencias:

  • La necesaria relación jerárquica no se puede crear con el uso de mayúsculas y minúsculas, por lo que se recurre a otros elementos, como las negritas.
  • En el chino, el japonés y el coreano no se emplean las cursivas. En su lugar, es habitual sustituirlas por fuentes manuscritas, por ejemplo.
  • La lectura de estos idiomas es mucho más sencilla con el texto justificado.
  • Las disposiciones de los signos de puntuación son, en los idiomas asiáticos, muy diferentes, por lo que, en este sentido, la maqueta fuente no sirve de referencia.

Ventajas de contratar el servicio de desktop publishing de Linguaserve

Como has podido comprobar, la adaptación gráfica de los documentos en la traducción a otros idiomas es fundamental. Por eso, contratar nuestros servicios de localización, y más concretamente, nuestro servicio de DTP, es una buenísima idea para asegurar la calidad y eficacia de todos los textos en todos los idiomas. No hay que olvidar nunca el componente visual y de legibilidad en estas labores, y en Linguaserve, esto lo tenemos muy claro.

Consulta gratuita con expertos en traducción web

Suscríbete a la newsletter

Nueva llamada a la acción

Publicaciones recientes

Síguenos en redes sociales