El sector manufacturero lleva un tiempo protagonizando una tendencia al alza de recuperación que desde 2017 se aprecia en mayor medida. Y esto se debe a que la mayoría de las empresas de la industria operan a nivel internacional, incrementando sus exportaciones e intensificando la competencia del sector. O al menos, así lo refleja el estudio “El futuro laboral de industria manufacturera”, elaborado por Randstad España.

En este sentido, y siguiendo la inclinación positiva hacia la recuperación de las manufacturas, cobra importancia la necesidad de traducir los distintos elementos de los productos a los idiomas de los países donde vayan a exportarse.

El etiquetado, los manuales de uso, las recomendaciones de utilización y la normativa legal son solo algunos de los componentes que deben estar traducidos adecuadamente. Y es que, de esta forma no solo te asegurarás una buena imagen de marca en otros mercados emergentes, sino que mejorarás el engagement con tu target, les facilitarás los trámites y fomentarás la venta, entre otras muchas ventajas.

checklist-manufacturera

 

Pasos a seguir en la traducción de productos

 

Por todo ello, te mostramos las pautas a seguir para llevar a cabo las traducciones de los distintos elementos de los productos a exportar:

1. Traducción general

La norma ISO 17100 rige la calidad de las traducciones en relación a la traducción y comprobación profesional de los textos generales, como pueden ser los catálogos offline, las descripciones de los productos o los materiales promocionales. Para ello, un traductor nativo debe traducir los textos y revisarlos. Después, otro traductor nativo realiza un proofreading de la traducción, es decir, un examen monolingüe para realizar las modificaciones pertinentes.

2. Traducción especializada para web

El siguiente paso será realizar las traducciones online, es decir tanto el etiquetado y las fichas de los productos, como sus manuales de uso y las recomendaciones relacionadas con ellos. Por tanto, hay que desarrollar una gestión integral del análisis y la estructura de contenidos, el SEO, los filtros y herramientas, la localización y el testing lingüístico.

3. ProofEditor como solución

Se trata de una solución multilingüe destinada a la traducción y revisión por parte de un validador nativo en el idioma de destino y especializado en el sector manufacturas. Está especialmente indicado para aquellos contenidos ligados a imágenes para contar con una cohesión y una traducción adecuada, como puede ser también en el caso de un catálogo.

De hecho ProofEditor es una plataforma web integrada que se puede activar a través de los servicios de gestión automática de GBC Server. Concretamente, este paso se encargaría de comparar las imágenes con las descripciones de los productos en todos los idiomas para lograr una traducción precisa.

En cuanto al repositorio de imágenes, el acceso requiere de identificadores que a su vez estén ligados a los del registro textual traducible del elemento.

Si todavía tienes dudas sobre cómo abarcar las traducciones de los distintos elementos de tus productos, no dudes en recurrir a las metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) de una empresa especializada. ¿A qué esperas para fomentar el éxito de tu empresa manufacturera en los mercados internacionales?

checklist-manufacturera

By Linguaserve | October 8th, 2018 | sector manufacturero | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales