Un blog es un sitio web que ofrece contenidos en forma de artículos o textos de forma periódica acerca de un tema en concreto.  Cabe señalar que en español se denomina bitácora, aunque no es muy común referirse a un blog de esta manera y se utiliza o bien con fines personales de expresión e interacción social, o bien para convertirse en la herramienta de Marketing más potente de una empresa o un Ecommerce.

En cualquier caso, ya sea para mejorar el branding, ampliar el foco comercial hacia nuevos mercados o globalizar el radio de visitas es indispensable informar al público objetivo en su propia lengua.

Aquí es donde entran en juego las metodologías, herramientas y profesionales de Internacionalización, Localización y Traducción (GILT) de las empresas especializadas. Y es que, no solo se trata de pasar el contenido de un idioma a otro, sino también de optimizarlo para mantener su eficacia. El inglés, el francés, el alemán, el italiano, el portugués, el chino, el árabe, el japonés… ¡Ya no se te resistirá ningún idioma! ¡Tú decides cuáles necesitas abarcar!

 

Cómo comenzar a traducir un blog

 

En este sentido, te mostramos cómo traducir tu blog y cuáles son los pasos indispensables que debes seguir:

1. Adapta los títulos de los post

Una vez que te has decidido a publicar post en distintos idiomas debes pensar titulares que funcionen en todos ellos. Sin embargo, para los artículos existentes puede ser necesaria una modificación, ya que no siempre es posible traducirlos literalmente debido a temas de funcionalidad y semántica.

En estos casos opta por otros similares en base a una keyword objetivo que también indique el tema del contenido sin dejar de captar la atención del lector.

2. Convierte el posicionamiento en SEO internacional

De nada sirve traducir los contenidos de un blog si se mantienen las palabras claves del idioma de inicio, ya que de esta manera repercute al posicionamiento web y podrían quedarse algunos términos por el camino… Para que esto no ocurra hay que realizar un análisis exhaustivo de keywords en todas las lenguas de destino. Así además de asegurarnos buenas posiciones en los motores de búsqueda, también se tendrán en cuenta las tendencias y comportamientos de las diferentes culturas.

3. Traduce los links

Los enlaces que se introducen como referencia en el cuerpo de los contenidos deben corresponder a las lenguas de cada traducción. Si estos links no se revisan y los idiomas no coinciden podría derivar en una pérdida de reputación del blog.

4. Ajusta los diseños a las traducciones

No olvides realizar las modificaciones de programación, diseño, desarrollo y estilo que sean pertinentes para garantizar una coherencia estética. No todos los idiomas son iguales y al realizar las traducciones puede descuadrarse algún elemento.

5. El contenido multimedia también se traduce

Los vídeos, las imágenes, los gráficos, las infografías, las viñetas, los banners, el contenido interactivo son contenidos que podrían echar a perder tus traducciones si no reparas en ellos. Ten en cuenta que si el texto alt cae en el olvido también podría repercutir negativamente al SEO. Eso sí, antes de traducirlo exporta el contenido multimedia a los formatos requeridos: XLIFF, HTML. CSV, XLM.

6. Cambia el idioma de los metadatos

Los meta titles, las meta descriptions, las tags, las URLs… Todos estos campos son de obligada traducción si quieres que Google indexe correctamente las traducciones de tu blog.

7. Analiza los resultados de las traducciones

Una vez que tu blog esté en funcionamiento en los distintos idiomas estudia periódicamente su efectividad y progreso: el tráfico, el número de visitas, la duración, la tasa de rebotes, el engagement con los usuarios… De esta manera podrás ir variando y ajustando tus estrategias de contenidos para optimizar su eficacia. ¡Y no olvides utiliza la terminología específica en las distintas lenguas y evitar connotaciones culturales en las nuevas publicaciones!

Ahora que ya sabes cómo comenzar a traducir los contenidos de tu blog, ¿a qué esperas para obtener diferentes versiones multilingües y alcanzar una comunicación global? Infórmate sin compromiso de los servicios de traducción que mejor se adaptan a tus necesidades.

asesoramiento-branding

By Linguaserve | January 25th, 2019 | branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales