La traducción científica requiere de una alta especialización y un amplio conocimiento del lenguaje científico. Un lenguaje que nace en los ámbitos de la educación y la investigación, y cuyo objetivo fundamental es la transmisión de conocimientos. Va dirigido a un público científico y académico, y lo podemos encontrar en forma de informes, presentaciones en congresos y conferencias, tesis, tesinas o publicaciones científicas.

Contiene un lenguaje especializado con una terminología muy particular de cada rama de la ciencia, y encontramos gran cantidad de palabras importadas de otros idiomas. Se trata de uno de los aspectos a los que más atención debemos prestar si queremos realizar una traducción correcta y fiable.

Descarga Gratis ebook  Soluciones Multilingües para empresas

Estos son los 6 aspectos claves que debemos tener en cuenta para realizar una correcta traducción científica

Es fundamental conocer en profundidad el tema científico que traduciremos

Para ello, es esencial documentarnos con anterioridad para estar familiarizados con el tema y contar con glosarios de vocablos específicos correctos y actualizados. Además, de esta manera, también sabremos a dónde tenemos que dirigirnos en caso de dudas.

Contextualiza el documento

Es muy importante saber a quién va dirigido el documento y cuál será su uso. Es básico para darle el nivel de especialización adecuado.

Utiliza las herramientas TAO más adecuadas

Con las herramientas TAO adecuadas podrás optimizar el trabajo de traducción. Automatizarás los procesos repetitivos y podrás reciclar la información de traducciones previas de la misma rama científica.

Será una garantía de calidad, pues permite homogeneizar la terminología y el estilo en un gran volumen de documentos

Utiliza fuentes de consultas de terminología científica actualizadas

Tenemos que estar al día sobre nuevos conceptos o nuevas terminologías en los campos que trabajamos.

Cuida la coherencia textual a la hora de traducir los textos

Para la traducción de los textos científicos es muy importante la exactitud y la precisión. Por ello, es fundamental que respetemos la terminología adecuada y tengamos mucho cuidado con la gramática y la ortografía. Asegúrate además de escribir correctamente las cifras y las unidades de medida en la lengua a la que estamos haciendo la traducción.

Presta mucha atención a los neologismos, abreviaturas y acrónimos

El lenguaje científico está plagado de palabras importadas de otros idiomas que, en muchas ocasiones, no tienen traducción exacta en la lengua a la traducimos y puede ser complicada su interpretación. Antes de optar por un vocablo en inglés, francés o latín como vocablo estándar, debemos asegurarnos que realmente no exista un equivalente en la lengua a la que lo queremos traducir, una situación que se da con frecuencia cuando se usan neologismos.

Las siglas y abreviaturas pueden darnos algunos problemas. Puede que encontremos una misma sigla en diferentes campos del conocimiento pero con significados diferentes. Para optar por la más correcta debemos asesorarnos con fuentes fiables y conocer muy bien cómo escribirlas sin cometer faltas relacionadas con la utilización de mayúsculas, espacios o puntos.

La traducción científica tiene características que la diferencian del resto de los trabajos de traducción. Requiere de un grado importante de especialización y de un trabajo riguroso que logre la claridad y exactitud que requieren este tipo de documentos.

Soluciones-branding

By Linguaserve | September 13th, 2019 | branding | 0 Comments

About the Author: Linguaserve

Linguaserve

Deja un comentario

Suscríbete a Linguaserve

Entradas recientes

Síguenos en redes sociales